Secano

Paseando por la medina artesanal pueden verse restos de edificaciones con hornos para cerámica o casas

Te puede interesar

  • Área arqueológica Palacio de Abencerrajes

    Paseando por la medina artesanal pueden verse restos de edificaciones con hornos para cerámica o casas

  • Acequia Real

    Arteria principal del sofisticado sistema hidráulico permitiendo la presencia permanente del agua en la ciudad palatina

  • Convento de San Francisco

    Un bello mirador sobresale de este edificio actualmente ocupado por el Parador Nacional de Turismo.

  • Calle Real

    Vía principal de la Medina de la Alhambra hasta la edificación del Convento de San Francisco.

  • Baño de la Mezquita y casa

    Conservado parcialmente en la casa, hoy Museo evocador de su figura, donde nació y vivió Ángel Barrios.

Galería de imágenes

Se ingresa en la Alhambra a través de la medina artesanal tradicionalmente conocida como "Secano". Recorrido por un paseo arqueológico en el que pueden verse, además del inicio de la Acequia Real por el Acueducto, los restos de edificaciones con hornos para cerámica, tenerías, casas, junto a la  cara interna de la muralla con sus torres, en parte destruidas en la retirada de las tropas Napoleónicas, en 1812.

En este paseo arqueológico por la Alhambra Alta puede observarse su entrada principal desde el exterior de la muralla: la Puerta de los Siete Suelos, una de las cuatro de todo el recinto.

En este punto elevado, la Alhambra Alta, se divisa una excelente panorámica de Sierra Nevada, sobre la muralla del sector, así como del Cerro del Sol, retaguardia natural de fortaleza.

Aquí se inicia un paseo entre cipreses recortados formando arquerías, diseñado en los años treinta del siglo pasado, así como sus jardines colindantes, para hacer visitables las ruinas arqueológicas de esta zona.

Entre los arcos de ciprés, a la derecha puede observarse una vista parcial del Convento de San Francisco, edificado en el siglo XVI sobre un palacete musulmán, actualmente Parador Nacional de Turismo.

A la izquierda, y a nivel inferior pueden identificarse los restos de varias casas nazaríes, sacadas a la luz en los años 30 del siglo XX por el arquitecto Leopoldo Torres Balbás.