Conservation

They include the required conservation strategies adapted to the cultural context of the Alhambra.

Other restorations

Restoration of Baño de Comares

Para el islam, la higiene del cuerpo es un principio ineludible de carácter socioreligioso. Por esta razón, el hamman o baño era un elemento indispensable en los palacios de los sultanes nazaríes. 

El Baño del Palacio de  Comares se encuentra ubicado en el ángulo nordeste del patio principal del palacio. Fue erigido por el sultán Yusuf I (sigo XIV). Este baño ha conservado bastante bien todos sus elementos,  con modificaciones estructurales propias de un cambio de uso y de un mantenimiento más testimonial que funcional.

El baño se halla a un nivel inferior al del general del patio de Comares, y se entraba en origen por una estrecha puerta en el ángulo nordeste. Hay un piso superior, donde se hallan un vestíbulo, una primera sala de desvestirse, dos retretes y la casa del guardián del baño; desde este nivel puede observarse por la linterna la zona baja. Por una estrecha escalera se baja al nivel inferior de la sala, que se denomina comúnmente sala de las Camas (bayt al-maslaj). La linterna se cubre con un alfarje de madera y bajo ella se abrían pequeñas ventanas que daba luz cenital a toda la sala. Por un pasillo en recodo se entra a la sala fría (bayt al-barid), con dos alcobas laterales, divida en sentido longitudinal por dos niveles de suelo. En una de las alcobas hay una pila de agua fría. Por un arco de medio punto accedemos a la amplia sala templada (bayt al-sajun), sala central grande y dos alcobas laterales rectangulares separadas por tres arcos de herradura. Otro arco de medio punto da paso a la sala caliente (bayt al-sajun) con dos pilas de agua caliente pero colocadas asimétricamente, una en una alcoba lateral y otra en un frente, abiertas por arcos.

Excepto la linterna, cubierta con tejado a cuatro aguas, todas las demás salas tienen bóvedas esquifadas con lucernas octogonales y estrelladas de ocho puntas.

Restauración de la cubierta del Baño de Comares  de la Alhambra

El Patronato de la Alhambra y Generalife promueve la restauración de las cubiertas del Baño de Comares por los problemas de conservación provocados por las filtraciones de aguas blancas hacia el interior del  hamman,  lo que implica  acometer intervenciones en las cubiertas tanto en el exterior, para revisar y mejorar el sistema de cubrición y evacuación de aguas, como en el interior de las mismas, cambiando la solución de ventilación existente, ya que ésta ha sido una de las causas más importantes de los deterioros existentes.

La cubierta está ejecutada con bóvedas de fábrica de ladrillo revestidas interiormente con un mortero colorado, con diferentes intervenciones a lo largo del tiempo. Las bóvedas se hallan horadadas con multitud de lucernas cerámicas, ligeramente cónicas, con formas lobuladas y estrelladas. Dotadas de cristales practicables en la cara exterior.

Se van a cometer los siguientes trabajos:

  • Trabajos previos para garantizar la conservación preventiva de las lucerna cerámicas, con operaciones de limpieza, consolidación, protección superficial y desmonte parcial.
  • Adopción de una nueva impermeabilización eficaz para la cubierta.
  • Eliminación de morteros de cemento y/o con áridos dolomíticos, utilizados en tareas de restauración durante el siglo pasado como protección de los cascos de fabricación de las bóvedas y agarre de las plaquetas cerámicas de  acabado.
  • Restauración de los revestimientos interiores del Baño a excepción de los zócalos.
  • Asunción de la ventilación natural a través de las lucernas, como método natural de equilibrio microclimático.
  • Nueva dotación de canales y bajantes en el entorno inmediato de la cubierta del Baño Real
  • Reinstalación del sistema de iluminación ambiental, bajo criterios de sostenibilidad energética y bajo contaminación lumínica.