Proyecto integral del Patio de los Leones

La intervención de los 11 leones y de la taza, se ha realizado en dos fases

Otros proyectos

Restauración de la Fuente de los Leones

La Fuente de los Leones está compuesta de una taza central apoyada en doce leones surtidores de agua realizados de mármol blanco de Macael. En el borde de la fuente existe una inscripción poética de Ibn Zamrak en elogio de Muhammad V, sultán bajo cuyo reinado se construyó este palacio. Nos ofrece uno de los escasísimos ejemplos de representación escultórica hispanomusulmana. Es una de las obras de arte nazarí que más transformaciones ha soportado en el tiempo.

Galería de imágenes

Los análisis previos del estado inicial realizados in situ y posteriormente en el taller, junto a los primeros estudios y metodología de intervención aplicados en el león nº4, han permitido definir la metodología integral del conjunto para su correcta intervención. Realizado posteriormente la restauración de los 11 leones en el taller de Restauración y la taza de la fuente in situ.

La intervención de los 11 leones y de la taza, se realiza en dos fases:

En la primera se determinaron las técnicas de diagnóstico integral del conjunto con el equipo multidisplinar formado por expertos y técnicos. Análisis, estudio y registro de los mecanismos e indicadores de alteración en el material, mármol blanco de Macael. Se va avanzando y concluyendo el diagnóstico con fases de alteración individualizada, caracterización de materiales y elementos añadidos en las 11 esculturas y en la fuente.   

En la segunda se define el resultado de los estudios técnicos y el diagnóstico del estado de conservación existente. Se prosigue con los estudios sobre el comportamiento estructural de las esculturas, análisis microbiológicos y se avanza en la restauración con la limpieza de la obra.

INTERVENCIÓN DE LA TAZA

La fuente ocupa el eje central del patio-crucero del palacio, de mármol blanco de Macael, compuesta por doce esculturas de leones surtidores, distribuidos de forma radial, y de una gran taza dodecagonal de 2,52 m de diámetro, que parecen sostener las figuras.    

La taza, con un surtidor central y decoración epigráfica, se apoya sobre un cilindro central. El surtidos original, desmontado en marzo de 1981, contiene ocho orificios distribuidos perimetralmente, correspondiéndose con los ochos desagües de mayor tamaño, situados debajo de los mismos. De este modo el agua que vertía la fuente se recogía en los desagües, evitando el desbordamiento por la taza y establecía la armonía con el sonido de los leones surtidores.

Se procede a un desbastado superficial de costras de carbonatación externas muy gruesas que envolvían la totalidad la taza lo que permite la eliminacion de capas de carbonatación intermedia mediante la combinación de medios mecánicos y laser. Por último se homogeneiza el conjunto.