Conservación

Incluyen estrategias necesarias de conservación adaptadas al contexto cultural de la Alhambra

Otras restauraciones

Proyecto integral del Oratorio del Partal

El Patronato de la Alhambra y Generalife, dentro de su programa general de conservación del Conjunto Monumental, ha realizado diferentes estudios previos sobre esta pieza singular de la arquitectura de la Alhambra, detectando la existencia de diferentes patologías que podrían afectar a su conservación general. Por ello se  inició un proyecto de restauración dividido en tres actuaciones diferentes: la restauración de la armadura y alfarje de acceso y la rehabilitación de las cubiertas, actuaciones que ya han finalizado y por último la restauración de las yeserías y paramentos, que se acometerá próximamente.

El Oratorio del Partal es una capilla doméstica palatina, construida en una época similar a la Torre de la Cautiva, durante el reinado del sultán Yusuf I (1333-1354), con posterioridad a la casa de Astasio de Bracamonte y a la Torre de las Damas. Junto con las casas árabes del Partal y la casa de Astasio, forman un conjunto de construcciones vinculadas al funcionamiento del Palacio del Partal.

El Oratorio y la casa de Astasio se construyeron con ladrillo en sus cerramientos, yeso en sus decoraciones exteriores e interiores, madera en la armadura apeinazada y el alfarje bajo la cubierta del Oratorio y las estructuras de las cubiertas, y material cerámico, vidriado en algunos puntos, en sus solerías y sus cubiertas de teja.

La intervención restauradora se centra principalmente en la armadura y el alfarje del Oratorio, que conservan numerosos elementos originales del S. XIV, así como epigrafías y elementos decorativos vegetales. Estas estructuras de madera presentan patologías por humedades, deformaciones estructurales y pérdida de material.

Las cubiertas del Oratorio y de la casa de Astasio serán rehabilitadas para solucionar las deformaciones y humedades de sus estructuras, que han afectado a las armaduras y a las yeserías anteriores.
El edificio es de forma rectangular en planta de 4,16m x 3m y está cubierto por un tejado a cuatro aguas. El acceso se realiza por medio de una escalera en el muro noroeste. En la zona contigua a la entrada, una primera estrechísima crujía cubierta por un alfarje de viguetas agramiladas nos abre paso hacia la sala principal del oratorio, por medio de un arco de medio punto
Al fondo, en su muro sureste, aloja un pequeño mihrab cubierto por un cupulín de mocárabes. Las paredes interiores están profusamente decoradas en yeso.
Este espacio fue intervenido en el siglo XIX por D. Rafael Contreras y  posteriormente, en la década de los 30 del siglo XX por D. Leopoldo Torres Balbás.

La WMF-World Monuments Fund y Robert W. Wilson Challenge to Conserve Our Heritage, en el desarrollo de sus actividades culturales y dentro de su trayectoria de decidido apoyo a la promoción y restauración del patrimonio artístico- cultural  y de acuerdo con el PAG ha decidido cofinanciar la intervención restauradora.