Patio de la Acequia

También conocido como “Patio de la Ría”, es un espacio estrecho y alargado.

Te puede interesar

  • Jardines Bajos

    Los Jardines Bajos son los que enlazan con los del Teatro del Generalife. Las parcelas que rodean esta zona responden a un concepto de jardín romántico.

  • Palacio del Generalife

    La puerta muestra una cierta riqueza y la entrada a un recinto palaciego por medio de los tradicionales símbolos de la mano y la llave en la clave del arco.

  • Patio del Ciprés de la Sultana

    Así llamado por haberlo considerado escenario de imaginarias leyendas amorosas, noveladas en los escritos de Ginés Pérez de Hita.

  • Escalera del Agua

    Esta escalinata protegida por una bóveda de laureles, está diseñada de forma acorde con los usos del sultán medieval.

  • Mirador Romántico

    Edificio de estilo neogótico, acorde con el gusto romántico propio del primer tercio del siglo XIX

  • Jardines Altos

    Los Jardines Altos del Generalife se asemejan más a un tradicional Carmen granadino de la época, que a una finca rústica musulmana.

  • Paseo de las Adelfas

    El Paseo de las Adelfas es un largo sendero cubierto por una bóveda de adelfas, en su extremo enlaza con el Paseo de los Cipreses.

  • Albercones

    La construcción de la Alhambra estuvo unida a la necesidad de desarrollar un sistema hidráulico para agua.

  • Paseo de los Cipreses

    El Paseo de los Cipreses se encuentra en el extremo final del Paseo de las Adelfas. Es un camino rodeado de cipreses que conduce a la salida.

  • Teatro del Generalife

    La creación del Festival de Música y Danza de Granada en 1952 hace concebir la idea de un teatro en el recinto monumental.

Galería de imágenes Localización

Su eje mayor se encuentra atravesado por la Acequia Real, principal arteria hidráulica del Conjunto. Su estructura original era en forma de crucero, semejante al Patio de los Leones, lo que daba lugar a cuatro parterres achaflanados.

Los universalmente conocidos surtidores cruzados, en los que se han inspirado tantas fuentes de todo el mundo, fueron sin embargo instalados en el siglo XIX. Si bien, a un nivel inferior, la excavación arqueológica de 1958, ha permitido conocer su estado primitivo donde se han encontrado doce caños.

El patio, al estar completamente cerrado, poseía un alto carácter intimista que con las reformas posteriores ha perdido. Aparte de los pabellones porticados en los lados menores, existían viviendas con planta alta y baja, aunque sólo en el lado oriental, que quedaron muy afectadas con el incendio de 1958, motivo de la citada excavación.

El Patio de la Acequia estaba pensado hacia el jardín interior, salvo un pequeño mirador situado en el lado occidental, en eje con la glorieta central. Todo este lateral estaba originalmente cerrado mediante un alto muro con alero corrido que fue rebajado en época cristiana, quedando como testimonio sus respectivos arranques en los extremos.

Igualmente quedó abierto al paisaje, a modo de belvedere, cambiando radicalmente el carácter intimista al de mirador; para ello se le añadió un estrecho corredor a todo lo largo del Patio, abierto a éste mediante arcos en cuyo intradós figuran pintados los escudos de los Reyes Católicos con el yugo, las flechas y el famoso lema «Tanto Monta».

El mirador central debió ser la única abertura original del Patio al exterior. Conserva en su interior una rica decoración de yeserías de época del Sultán Isma’il I (1314-1325), parte de las cuales fueron desmontadas evidenciando que fueron superpuestas a otras de época de Muhammad III (1302-1309).

Las ventanas bajas del mirador son características de la arquitectura nazarí: permite a quienes estén sentados en el suelo, con el brazo apoyado en el alféizar, poder contemplar  y ver el paisaje del entorno del Palacio con las huertas, junto a la perspectiva de la colina de la Alhambra y la ciudad baja de Granada al fondo.