Paseo de las Adelfas

El Paseo de las Adelfas en su extremo enlaza con el Paseo de los Cipreses.

Te puede interesar

  • Jardines Bajos

    Los Jardines Bajos son los que enlazan con los del Teatro del Generalife. Las parcelas que rodean esta zona responden a un concepto de jardín romántico.

  • Palacio del Generalife

    La puerta muestra una cierta riqueza y la entrada a un recinto palaciego por medio de los tradicionales símbolos de la mano y la llave en la clave del arco.

  • Patio de la Acequia

    También conocido como "Patio de la Ría", es un espacio estrecho y alargado. Su eje mayor se encuentra atravesado por la Acequia Real, principal arteria hidráulica del Conjunto.

  • Patio del Ciprés de la Sultana

    Así llamado por haberlo considerado escenario de imaginarias leyendas amorosas, noveladas en los escritos de Ginés Pérez de Hita.

  • Escalera del Agua

    Esta escalinata protegida por una bóveda de laureles, está diseñada de forma acorde con los usos del sultán medieval.

  • Mirador Romántico

    Edificio de estilo neogótico, acorde con el gusto romántico propio del primer tercio del siglo XIX

  • Jardines Altos

    Los Jardines Altos del Generalife se asemejan más a un tradicional Carmen granadino de la época, que a una finca rústica musulmana.

  • Albercones

    La construcción de la Alhambra estuvo unida a la necesidad de desarrollar un sistema hidráulico para agua.

  • Paseo de los Cipreses

    El Paseo de los Cipreses se encuentra en el extremo final del Paseo de las Adelfas. Es un camino rodeado de cipreses que conduce a la salida.

  • Teatro del Generalife

    La creación del Festival de Música y Danza de Granada en 1952 hace concebir la idea de un teatro en el recinto monumental.

Galería de imágenes Localización

El Paseo de las Adelfas es un largo sendero que recorre la parte superior del muro de separación de las huertas, cubierto todo él por una bóveda de adelfas.

Este paseo se construye a mediados del siglo XIX como acceso romántico al palacio del Generalife. Al inicio de su trayecto desde los Jardines Altos, se conserva uno de los ejemplares más antiguos que se conoce de arrayán morisco, una de las maravillas botánicas del jardín, cuya huella genética se investiga actualmente. En el otro extremo, el paseo enlaza con el Paseo de los Cipreses.