Especialistas de 45 países abordan en Granada el maridaje entre Nuevas Tecnologías y patrimonio cultural

28/09/2015

Granada se ha convertido esta semana en el lugar donde situar el futuro de la conservación y difusión del patrimonio cultural. Más de 600 especialistas de 45 países analizan estos días cuál ha de ser el punto de encuentro –los beneficios de la unión– entre las últimas y modernas nuevas tecnologías y el ancestral patrimonio cultural. La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández, y el subdirector general del Instituto de Patrimonio Cultural, Alfonso Muñoz Cosme, han estado hoy en la ceremonia de apertura de Digital Heritage 2015, un congreso internacional que celebra con ésta su segunda edición. 

Desde hoy y hasta el próximo viernes, el debate se centrará en las posibilidades que las nueas Tecnologías ofrecen a la conservación, preservación y difusión del patrimonio cultural. En sus palabras de bienvenida, la rectora ha puesto de relieve la importancia que para la UGR tiene este congreso ya que “al estar la universidad enclavada en una ciudad con un rico patrimonio cultural, es crucial poner el acento en la preservación y difusión del patrimonio como fuente de riqueza y, sobre todo, como seña de identidad cultural en un mundo fuertemente globalizado; en ese sentido, este congreso es un acontecimiento importante”. El conocimiento del patrimonio es, en momentos tan agitados como estos “un elemento que tiende puentes de entendimiento entre culturas y ayuda a conocer mejor a las sociedades que lo han creado” ha añadido la rectora de la UGR.

En su turno de palabra, el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reyanldo Fernández, puso de relieve el interés de su institución por las NNTT. “La Alhambra es muy receptiva al uso de las nuevas tecnologías aplicadas al patrimonio”. Fernández ha avanzado como la Alhambra está investigando seriamente en este ámbito. Así, ha dicho que en el congreso, su institución “participa, entre otras cosas, exponiendo una experiencia pionera como es el Tag Cloud, una aplicación que permitirá a los usuarios acceder a guías multimedia personalizadas”. En general, ha concluido, “la Alhambra trabaja, como no puede ser de otra manera, para afrontar y sacar beneficio de los retos tecnológicos del Siglo XXI”.

Digital Heritage 2015 nació en 2013, promovido por la UNESCO y, desde entonces, aúna las reuniones científicas más relevantes en este ámbito.  En esta ocasión, la Universidad de Granada (UGR) es la organizadora de un congreso que se quiere convertir en la reunión más importante del mundo en su ámbito. Unos de los hechos diferenciales de esta reunión es que, en paralelo, tiene lugar una gran exposición temporal de 1.000 metros cuadrados sobre experiencias reales en el ámbito de las nuevas tecnologías y el patrimonio. La exposición podrá verse en el Parque de las Ciencias, lugar donde tendrán lugar mayoritariamente también las sesiones científicas.  Ayer, la exposición quedó abierta a los especialistas asistentes al congreso y desde el martes y hasta el viernes, cualquier visitante al museo podrá visitarla y conocer los últimos avances en este ámbito. 

Tras el acto oficial de apertura, igualmente, comenzó el congreso con la conferencia de Guy Berthiaume director ejecutivo de los Archivos y Bibliotecas de Canadá. Para Berthiaume, “el patrimonio digital aúna la faceta tecnológica de la comunicación con la faceta humana de la conversación. Patrimonio y nuevas tecnologías, ha dicho, van indisolublemente unidos, sin remedio”. 

Junto a la  UGR, organizan el congreso la Sociedad Española de Arqueología Virtual y la Red Internacional de Arqueología Virtual. El congreso cuenta con la colaboración del Patronato de la Alhambra y del Generalife, el museo de la Memoria de Andalucía y el Ayuntamiento de Granada. La primera edición de este congreso tuvo lugar en Marsella en 2013. 

Digital Heritage 2015 está dirigido a especialistas en la aplicación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación al patrimonio cultural y, por ello, acogerá a profesionales de perfil tanto técnico como de humanidades. Según Juan Carlos Torres, catedrático del Departamento de Lenguajes y Sistemas Informáticos de la UGR y persona responsable del congreso, “el propio proceso de selección de los asuntos que debatiremos en Granada estos días se ha realizado poniendo especial atención en mantener un razonable equilibrio entre estos dos perfiles, persiguiendo favorecer las sinergias entre ambos y conseguir el necesario acuerdo entre la técnica y las humanidades en el ámbito patrimonial”.  

Para Torres, “el objetivo es orientar el congreso hacía la sostenibilidad en la conservación y difusión del Patrimonio, algo relevante para Granada, ciudad que cuenta con un conjunto de actuaciones importantes en este ámbito”. Es por eso que, además del museo de ciencias, habrá sesiones en la colina de la Alhambra y el Museo de la Memoria de Andalucía.

El congreso, explica su organizador, se ha estructurado en torno a cinco ámbitos temáticos y de interés: digitalización y adquisición de datos; informática gráfica e interacción; análisis e interpretación de los datos; teoría, metodologías, conservación y estándares y, finalmente,  proyectos y aplicaciones de patrimonio cultural.

Digital Heritage 2015 cuenta con algunas características relevantes y diferenciales. En primer lugar aparece el carácter aglutinador o “congreso de congresos” ya que éste aglutina en una única cita una serie de acontecimientos y reuniones científicas dispersas que tenían lugar en el ámbito de la aplicación de las nuevas tecnologías al patrimonio. El programa (disponible en http://www.digitalheritage2015.org/programme )  incluye especialistas como el historiador canadiense y director ejecutivo de los Archivos y Bibliotecas de Canadá, Guy Berthiame; Marco de Niet, director de Digital Heritage Netherlands o Sofia Perscarin, arqueóloga e investigadora en el Instituto de tecnologías aplicadas al patrimonio cultural en el Consejo Nacional de Investigación en Roma (Italia). Las instituciones representadas –universidades, institutos de investigación, empresas, etc- provienen de todas partes del mundo. 

En segundo lugar, Digital Heritage 2015 se configura también como un espacio de exhibición y muestra de los últimos descubrimientos en su ámbito. De hecho, la muestra Digital Heritage Expo es la exposición más grande jamás expuesta en el ámbito del patrimonio digital, con más de 1.000 metros cuadrados en el que tanto los asistentes al congreso como el público general puede conocer proyectos de patrimonio cultural y tecnologías digitales encuadrados en ocho ámbitos:  Interpretando nuestro pasado; Protegiendo y dando a conocer el patrimonio en peligro; A la búsqueda de un camino hacia el pasado; adquisición y reproducción el patrimonio; experimentando el pasado; inmersión en el pasado; bibliotecas digitales y, por último, animaciones audiovisuales. Esta exposición, comisariada por Sofia Pescarin, mostrará acciones de preservación y difusión reales. El visitante podrá observar, por citar solo unas pocas, recreaciones virtuales interactivas de la ciudad maya de Calakmul, simulaciones de la arquitectura tradicional coreana, ejemplos de museos virtuales o el modelo virtual utilizado para restaurar la fuente de los leones de la Alhambra.

?

El congreso en la red:

La exposición en la red: