¿Sabías que el Palacio de Dar al-Horra fue la residencia de la madre de Boabdil?

04/11/2014

El Palacio de Dar al-Horra se construyó en el siglo XV sobre los restos de un palacio zirí y fue la residencia de la sultana Aixa, esposa de Muley Hacén y madre Muhammad XI (Granada, 1452-Fez, 1528), conocido popularmente como Boabdil o Boabdil el Chico. Fue una mujer poderosa y de gran influencia en la corte nazarí. De hecho, fue quien ayudó a su hijo a sublevarse contra su propio padre y, con el apoyo de los Abencerrajes, Boabdil accedió al trono de Granada, tras sublevarse en Guadix en 1482.

La sultana Aixa fue el alma de la resistencia contra los Reyes Católicos y acompañó, en 1493, a su hijo Boabdil hasta Fez (Marruecos), al exilio, donde murió al poco tiempo. 

El Palacio de Dar al-Horra se encuentra en el Albaicín y, desde el pasado mes de octubre, se encuentra abierto al público, dentro de la nueva modalidad de entrada de Dobla de Oro, que combina el recorrido por la Alhambra con la Casa Morisca Horno de Oro, Bañuelo, Casa del Chapiz y Corral del Carbón.

El Palacio de Dar al-Horra sigue la tipología de casa hispanomusulmana, con miradores en la planta alta, techos policromados en la mayor parte de las salas y patio rectangular, con doble pórtico en sus lados menores. Su nombre significa ‘casa de la señora’ y en este palacio vivió la madre de Boabdil, Aixa.

Tras la conquista de Granada por los Reyes Católicos en 1492, el edificio pasó por distintos propietarios hasta ser de titularidad estatal a principios del siglo XX. Fue entonces cuando el arquitecto y conservador de la Alhambra, Leopoldo Torres Balbás (1988-1960), le devolvió el aspecto originario que había perdido. A esta restauración se sumaron las del arquitecto Francisco Prieto Moreno, en las décadas de los 40 y 60, y las de Eduardo Jiménez Artacho, en 1984.

Desde 2012, el Palacio de Dar al-Horra está adscrito al Patronato de la Alhambra y Generalife, junto a otros espacios como el Corral del Carbón, Casa Morisca Horno de Oro y el Bañuelo.