Carmen de Peñapartida

El Patronato de la Alhambra coordina varias actuaciones de remodelación y restauración

Otros proyectos

  • Cerro del Sol

    Extensa área periurbana del Conjunto Monumental, con más de trescientos mil metros cuadrados

  • Torres Bermejas

    El conjunto de Torres Bermejas es un edificio de titularidad pública cuya gestión depende del Patronato de la Alhambra y el Generalife

El Carmen de Peñapartida, recibe también el nombre de Carmen de los Catalanes, esta finca fue  incorporada a la titularidad del Conjunto Monumental en el año 2002, posee un rico patrimonio cultural, ligado a la Alhambra y a la ciudad de Granada.

Conserva  dos torreones medievales, una red hidráulica que descendía hasta el antiguo barrio de la Antequeruela, un “corral de cautivos” que consiste en silos excavados en la tierra que se usaban como cárcel de prisioneros y una parte sustancial del cementerio.

El Carmen de Peñapartida ofrece la oportunidad de estudiar y valorizar un rico patrimonio cultural ligado a la Alhambra y a la ciudad de Granada. Éstos son los objetivos que el Patronato de la Alhambra y Generalife ha pretendido cumplir con las dos fases de prospecciones arqueológicas que se han desarrollado teniendo como marco la superficie que conforma actualmente este carmen.

Las intervenciones arqueológicas en diferentes áreas señalan la existencia de gran cantidad de sepulturas, de diferentes tipologías que van desde las más simples (fosas excavadas en el terreno natural) a otras donde la complejidad constructiva hace pensar en enterramientos de personas con cierta relevancia social.

La distribución y dispersión de los complejos funerarios señalan que la práctica totalidad de la superficie actual del Carmen se encontraba dedicada, inicialmente, a este uso funerario. Además, ha podido constatarse que los restos adscritos a la necrópolis superan el ámbito territorial de estudio, dispersándose hacia la ladera, por lo que resulta difícil precisar los límites del cementerio.

Por último cabe reseñar que el uso funerario, al menos de alguna zona, es anterior al empleo de los silos y mazmorras.