HTTP/1.1 200 OK Date: Thu, 14 Dec 2017 13:10:12 GMT Server: Apache Set-Cookie: fe_typo_user=47fd0c6ce216980c82c63136c5ac5015; path=/; domain=.alhambra-patronato.es Connection: close Content-Type: text/html; charset=utf-8 Actividad. Patronato de la Alhambra y el Generalife

Agenda

El Patronato de la Alhambra y el Generalife realizan periódicamente diversas actividades de enorme interés internacional.

COLITA FLAMENCO. El viaje sin fin
28/12/2016

COLITA FLAMENCO. El viaje sin fin

ENTRADA GRATUITA

Organiza: PATRONATO DE LA ALHAMBRA

Espacio: : CAPILLA. PALACIO DE CARLOS V. CONJUNTO MONUMENTAL DE LA ALHAMBRA Y GENERALIFE.

 

Horarios: 

- HORARIO DE INVIERNO (Del 26 de enero al 14 de marzo de 2017)

LUNES A DOMINGO DE 10 A 18 HORAS 

- HORARIO DE VERANO (Del 15 de marzo al 6 de mayo de 2017)

DE LUNES A DOMINGO DE 10 A 20 HORAS


Cuenta Colita (Isabel Steva, Barcelona, 1940) que “sufrió” un deslumbramiento cuando tuvo la fortuna de conocer y fotografiar a una bailaora irrepetible, una mujer menuda y briosa, innovadora y rebelde que se llamaba Carmen Amaya. “La Capitana”, como así la conocían en el mundo del flamenco, ejerció tal influencia en la joven e inexperta fotógrafa que durante años buscaría esos instantes únicos, intensos y fascinantes que captar con su cámara.

La exposición que se presenta en el Palacio de Carlos V muestra por primera vez una selección de las obras más representativas que realizó sobre este arte. 79 fotografías para seguir el rastro de aquel viaje que comenzaba en 1962 y llega hasta los albores del siglo XXI.

De formación autodidacta, Colita aprendió el oficio rodeada de un grupo de grandes nombres (y hombres) de la fotografía que se erigieron en maestros del reportaje y del retrato humanista: Maspons, Miserachs, Català-Roca. No era nada común en la España desarrollista de los sesenta que una mujer se dedicara a la fotografía y, menos aún, que tuviera interés por el mundo de los gitanos y el flamenco. Pero Colita, que siempre fue una persona inteligente y decidida, vital y sensible, fue fiel a su empeño y logró retratar a una buena parte de las grandes figuras de la historia del flamenco. A bordo de su seiscientos, la fotógrafa recorrerá las carreteras de Andalucía que le llevarán a Triana, Morón, Jerez, Utrera, Lebrija…enclaves de legendarias dinastías de flamencos donde podrá realizar su trabajo sin presiones ni rigideces. Por eso, las fotografías de Colita son el reflejo de sus experiencias vividas en las casas de los artistas, acompañándolos en sus actividades domésticas, compartiendo sus momentos familiares. Una fotografía sin artificios ni manipulaciones, directa y sin prejuicios, que logra fijar en la memoria del espectador la dimensión más humana y cotidiana de nombres geniales del flamenco.